Sobre la motivación externa e interna

En algún momento, uno se pregunta acerca la motivación humana. Es algo a lo que se llega de manera natural al trabajar en equipo.

Existen teorías consolidadas sobre la motivación. Podemos clasificarlas por motivación externa o interna. Expliquemos un poco esa distinción.

  • Las teorías de motivación interna asumen que las personas están fundamentalmente motivadas internamente: las características intrínsecas del trabajo las motivan, por sí mismas, a trabajar duro y hacer un trabajo de calidad.
  • Las teorías de motivación externa asumen que las personas están fundamentalmente guiadas por factores externos -premios, castigos y mediciones de logro-.

Entremos en detalle ahora en algunas de las teorías clásicas de motivación interna.

  • Jerarquía de las necesidades de Maslow: Abraham Maslow contempla la motivación de las personas como la satisfacción de sus necesidades internas. Por ello considera una jerarquía de necesidades (bien conocida por todos gracias a la publicidad): fisiológica (por ejemplo, tener comida), seguridad (por ejemplo, sentir a salvo de daños), estima social (por ejemplo, saber que las personas que quieres te aprecian), autoestima (sentirse bien consigo mismo) y autorealización (esforzarse por el propio desarrollo). Postula que las personas sólo pueden trabajar en el nivel más alto de motivación si sus necesidades de bajo nivel están satisfechas.
  • Teoría del enriquecimiento del trabajo de Herzberg: las teorías de Frederick Herzberg son similares a las de Maslow, pero focalizadas en características del trabajo que son motivadoras. Herzberg dijo que lo que Maslow denominaba nivel bajo eran factores higiénicos. Su ausencia causa insatisfacción, pero proporcionando más y más a una persona, no le motivan positivamente. Por ejemplo, un entorno de trabajo limpio y brillante, comedor, una buena paga y beneficios pueden ayudar a retener a las personas, pero no que trabajen más eficientemente. Por lo que, considera, esta teoría, que las personas deben tener retroalimentación por el trabajo que hacen, tener bien definido el conjunto de tareas que realizan y conocer la incidencia de sus resultados y un grado de autonomía. 

Y ahora consideremos alguna de las teorías de motivación externa.

  • Dirección científica de Taylor: la teoría de Frederick Winslow Taylor es fundamental. Consiste en pensar que las personas vienen a trabajar por dinero. Y no hay nada más. Por lo que consiste en dar estándares de de trabajos claros, enseñar el método más eficiente para alcanzar el estándar y pagar incentivos cuando superen los estándares.
  • Modificación del comportamiento: se basa en considerar que hay muchas cosas que para las personas son premio o castigo, a parte del dinero. Por ejemplo, podemos pensar en un elogio al trabajo por parte de un supervisor o compañero o la consecución de un premio. Lo importante es que el refuerzo positivo o negativo debe ser lo más cercano la hecho.
  • Fijación de metas: las personas se motivan por alcanzar metas que son específicas, medibles, exigentes pero posibles y en las que es posible medir el progreso.

Y claro, uno debe preguntarse ¿cuál es el enfoque en el seno de nuestra organización? ¿O tiene múltiples enfoques? ¿Podemos reconocer algún patrón? ¿Debemos usarlos todos al mismo tiempo?